Archivos de la categoría 'Mercado Vino – Uva'

Esto en el siglo XX no pasaba

Largo tiempo sin publicar nada en este blog, y la verdad es que no pensaba hacerlo hasta dar a luz mi nuevo proyecto en el que ya estoy trabajando, no se puede estar en todos los lados. Pero no he podido resistirme a comentar algo sobre la Vendimia de Rioja 2017 y mucho menos tras escuchar el audio de RADIO INFORTUNIO y los “Viña Tractor Boys”, el cual me ha hecho mucha gracia y he estado canturreando todos los San Mateos.

foto asociadaUn alarde de ingenio y buen humor como podéis comprobar, nada mejor que ser autocríticos y llamar a las cosas por su nombre.

Así ha ido la cosa, un año cargado de plagas bíblicas que comenzó por una brotación muy temprana que desembocó en una helada catastrófica que afecto a un tercio del viñedo y el sector productor planteo retener el vino excedente del 2016 en bodega para menguar la perdida. Luego vino el verano mas seco y caliente que podemos recordar, regalando tormentas con algún que otro pedrisco.

Aun así y después de tantos lloros y quejas por las mermas sufridas, el sector peleo a capa y espada por tener unos altos rendimientos de producción en el viñedo, acordándose finalmente el 25 de julio unos exagerados rendimientos de hasta el 115% en parcelas no afectadas y hasta un 70% en parcelas que se supone habían tenido daños terribles de más del 70%. Evidentemente esas uvas no estaban, pero ya vendrían de algún otro sitio, para encajar perdidas siempre hay tiempo.

No se contaba, o no se quería contar, en ese momento que lo ocurrido no era un problema puntual de Rioja, sino todo un problema a nivel nacional e incluso de Europa en general.

Así que el 10 de agosto comenzó la vendimia más temprana de la Rioja, donde las cuentas no empezaron a salir desde el principio, ya que a pesar de que Rioja Baja (perdón Oriental) no había sido afectada por la helada, la sequía había hecho de las suyas y los remolques no pesaban, volviéndose a cumplir el dicho manchego “Cuando parece que hay mucho, hay más y cuando parece que hay poco hay menos”.

Luego fue ascendiendo la vendimia por occidente haciéndose mucho más evidente la merma, así que como en otras ocasiones se intento recurrir a nuestros vecinos, tradicionales proveedores de “uvas de estraperlo” y luego más lejos incluso, pero las uvas no sobran este año en ningún lado y el que las tiene no las suelta a cualquier precio, llegándose a negociar hasta 75 céntimos este tipo de material. Lo que no valía 1 kg de uva “pata negra” hace un par de años.

Se ha comparado la situación con la crisis del 2000, tras la helada de 1999, pero no resulta comparable a mi entender. Aquello se fue fraguando durante los 3 años anteriores y hemos adecentado mucho nuestro modelo desde entonces.

Y es esto en el siglo XX no hubiera pasado. Hasta la última uva del año pasado habría sido elaborada en nuestras bodegas, donde permanecería hasta el limite legal en depósitos de vino excedentario y el resto escondido en bodegas y zulos debidamente habilitados al respecto. Ahora en 3 meses, que casualidad, se venderían multitud de falsos camiones de uva de mesa, se multiplicarían por 200 las mermas y derrames así como las ventas a socios de cooperativas, que pasarían a consumir 20 cantaras de vino al día cada uno de ellos, y es que en vendimias los peones beben mucho vino.

Y “voila”, se produciría el milagro, las cartillas de los viticultores llenas hasta el tope, las bodegas con el máximo de vino amparable y todavía quedaría vino excedentario para vender por puerta en “bag in box”, que los garrafones ya son un objeto “vintage”. Todos contentos y aquí paz y gloria.

foto asociadaPero por más que el sector intente autolesionarse, corren otros tiempos; y podemos consolarnos pensando que de las bajas producciones seguro aparecen un buen puñado de grandes vinos que harán nuestras delicias. Eso si, caros.

¿ DONDE ESTÁN ?     ¿ LAS UVAS DONDE ESTÁN ?     CREO QUE LAS TENDRÉ QUE PINTAR …..

.

Sin comentarios

Vendimias Rioja 2016. ¿12,5 % o 14 %?

Pasando de realizar interpretaciones en Agosto (resulta claro y comprobado que no aportan sino confusión), ahora coleando el mes de Septiembre ya podemos ver con claridad la situación de las viñas.

Los datos son muy buenos; la climatología de los últimos días, con temperaturas más frescas y lluvias moderadas, ha condicionado una evolución más lenta de la maduración, que ha permitido alcanzar así un buen equilibrio entre los diferentes parámetros,  con una lenta disminución de la acidez total y una estabilización en el pH, ofreciendo en general un buen equilibrio madurativo con prácticamente ausencia de enfermedades.

Al final, viendo las previsiones de tiempo para los próximos días, un año de lo más clásico, vendimiando para el Pilar pueden entrar muy buenas uvas en bodega, lo que augura muy buena calidad de los vinos de Rioja.

fotp asociada

Ahora viene la pregunta del millón:

¿12,5 % o 14 %?

La moda Parker y los vinos de mascar ya han pasado, muchas uvas perderán mucho caldo y calidad si se esperan a los 14%. Puede ser un muy buen año para vendimiar algunas parcelas con 12% – 13% y llevarlas a buen fin como lo que se vino a llamar “Vinos finos de Rioja”. Contra esta tendencia, más acorde con los mercados internacionales actuales, nos encontramos con unas tablas de pago de bodegas y cooperativas que ponen sus máximos precios a 13,5%-14% con lo que es previsible la llegada de bastantes uvas semidisecadas.

En cuanto a precios, cada uno dirá lo que quiera, pero si juntamos a un viticultor sensato con un bodeguero sensato (haberlos, hailos), ambos coincidirán en que están bien, con margenes para ambas partes. Sobre 1 €uro el Kg de tinta y 70-80 céntimos el Kg de Blanca, los mercados pueden mantenerse e incluso crecer vistas las últimas informaciones:

El precio medio del litro de vino de Rioja exportado mejora en 18 céntimos
 
A nivel nacional, los precios también calentitos. Así Mancha que comenzó la vendimia con precios del año pasado y estables, ha entrado en stress total, con una escalada de precios constante debido a las mermas que ha provocado la sequía de este verano; lo cual puede afectar negativamente con precios del vino al alza, que pueden afectar a las ventas internacionales. 
Vease: Vendimia caliente (y no solo por las temperaturas).
Sin comentarios

La calidad de los grandes volumenes

Una asignatura pendiente de la Mancha ha sido siempre, que el pago de la uva se haga por calidad y el precio del vino igual, no por grado. Siendo esta, sin más, la mejor forma de preservar los viñedos viejos.

foto asociadaLas cuatro principales cooperativas de Castilla-La Mancha empezarán a aplicar esta vendimia los parámetros para pagar la uva en función de su calidad, para lo que, además del grado, también se tendrán en cuenta otros valores como el pH (acidez), el potasio y el glucónico, que ya se aplicaron el año pasado de forma experimental.

Estos sencillos parámetros de calidad se aplicarán a las uvas airén y tempranillo, principalmente; el 80% de la uva que recogen estas cooperativas, porque las cooperativas ya realizan seguimientos específicos para el resto de variedades.

Las principales variables que se tendrán en cuenta para las puntuaciones serán en uva Airén. La categoría A, 1ª Calidad, cuando obtenga más de 5 puntos; la B, 2ª Calidad, de 1 a 4,99 puntos; y la C, 3ª Calidad, cuando tenga menos de 1.

Grado de 13 a 9,50, 4 Puntos; de 9,40 a 9,49 y de 13,01 a 13,50, 3 Puntos; menor de 9,40 y mayor de 13,50, 2 Puntos.

Acidez mayor de 4,5 gr/L, 2 Puntos; de 4,4 a 4 gr/L, 1 Punto; de 3,5 a 3,99 gr/L, 0 Puntos; y menor de 3,5 gr/L -1 Punto. Potasio: hasta 2.000 mg/L, 2 Puntos; de 2.000 a 2.500 mg/L, 1 Punto; de 2.500 a 3.000 mg/L, 0 Puntos; mayor de 3.000 mg/L -1 Punto.

Glucónico: hasta 0,5 gr/L, 5 Puntos; de 0,5 gr/L a 1 gr/L, 1 Punto; de 1 gr/L a 2 gr/L -2 Puntos; más de 2 gr/L -5 Puntos.

BLANCO…GRADO MÁXIMO CON GLUCÓNICO…11,00; TINTO….GRADO MÁXIMO CON GLUCÓNICO…12,00; UVA BLANCA CON MENOS DE 9,00º…Pasa directamente a 2ª categoría; UVA TINTA CON MENOS DE 11,00º… Pasa directamente a 2ª categoría. En la tinta regirán los mismos parámetros.

Este nuevo sistema de pago diferenciado fue presentado en el marco de la Feria Nacional del Campo (Fercam), que se celebró a principios de julio en la localidad ciudadrealeña de Manzanares, por las cooperativas Virgen de las Viñas de Tomelloso, El Progreso de Villarrubia de los Ojos, Cristo de la Vega de Socuéllamos y de la manzanareña Jesús del Perdón, cuya producción global ronda los 480 millones de kilos de uva.

Una producción superior a la del Rioja que será perfectamente controlada. Alguno por aquí, todavía debería tomar ejemplo de sus parientes pobres.

Sin comentarios

La “Boutique” del vino a granel

Queramos, o no, verlo. Algo está cambiando en el consumo del vino. Las nuevas generaciones de consumidores internacionales no están por la labor de venerar a las marcas, les importa igual si son de toda la vida o se instalaron ayer. Lo quieren bueno, bonito y barato. Vean las nuevas tendencias y díganme si esto les parece un “clásico negocio de graneles”. 

foto asociadaLa séptima edición de la World Bulk Wine Exhibition se celebrará los próximos días 23 y 24 de noviembre en el RAI de Ámsterdam. Empresas de 19 países han confirmado su asistencia a la próxima edición de la World Bulk Wine Exhibition, la séptima de este encuentro profesional, el mayor del mundo en cuanto a volumen de negocio. Alemania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Chile, China, España, Estados Unidos, Francia, Georgia, Grecia, Hungría, Italia, Kosovo, Malasia, Marruecos, Moldavia, Nueva Zelanda, Portugal y Sudáfrica son los países que por el momento tendrán representación en la WBWE, ya que todavía se mantienen abiertas las inscripciones. Con el número de expositores registrados hasta el momento, la WBWE experimenta ya un crecimiento del 15% en participación.

Son datos importantes para una feria que reúne al grueso de los países productores y exportadores de vino a granel. Puede consultarse la lista provisional de expositores en el siguiente enlace:

PROVISIONAL 2015 EXHIBITOR LIST

foto asociadaSin embargo, la importancia de la World Bulk Wine Exhibition no radica en el número de viticultores participantes, sino en la cantidad de vino que se tramita y en el volumen de negocio que se genera durante la feria. Después de seis ediciones, la World Bulk Wine Exhibition se ha convertido en la mayor feria del mundo dedicada a la comercialización de vinos, en términos de volumen.

Los 20 países expositores concentran más del 85% de la oferta mundial de exportación de granel, un sector de vinos que sigue creciendo en cantidad y calidad cada año. La WBWE ofrece un amplio abanico de vinos a granel y bag-inbox que van desde los vinos con denominación de origen o indicación geográfica protegida a los vinos con denominación varietal, así como vinos genéricos destinados a las mezclas, a la elaboración de espumosos o de vinos aromatizados como el vermú. Esta diversidad en la oferta y la capacidad de ofrecer múltiples contratos de venta, así como acuerdos de envasado en origen o destino, confiere una exclusividad poco común a este encuentro.

“Gracias a las potentes inversiones que se han realizado en la reestructuración de viñedos y en tecnología para la recolección y en las bodegas, la calidad de los vinos de Europa del Este no ha dejado de crecer en los últimos años”. Moldavia, que fue el proveedor de vino más importante en tiempos de la Unión Soviética, participará en la WBWE 2015 presentando una amplísima diversidad de vinos, algunos de ellos a partir de variedades autóctonas como Feteasca Alba, Rara Neagra o Feteasca Negra.

Canadá ha incrementado sus importaciones de granel por encima de los 100 millones de litros. Los últimos datos de mercado posicionan a Canadá como un actor cada vez más relevante en el mercado mundial del vino a granel. No en vano, Canadá importó durante 2014 un total de 103,5 millones de litros de vino a granel y en bag-in-box por importe de 107,6 millones de dólares canadienses (algo más de 73 millones de euros), a un precio medio de 0,71 euros el litro, según datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

foto asociada

Igualmente  se celebrará el próximo día 22 de noviembre, como prólogo al inicio de la VII Edición de la World Bulk Wine Exhibition, la V Edición de la International Bulk Wine Competition ( de Vinos a Granel)  y dará a conocer sus resultados el mismo día del concurso por la noche para que los participantes puedan hacer uso de las medallas obtenidas.

El objetivo del concurso, prestigiar y dar a conocer un segmento de vinos que, a nivel mundial, supera el 38% de las ventas exteriores. El concurso pretende dignificar el consumo de unos vinos que terminan envasados antes de llegar al consumidor final, para resaltar sus virtudes tanto entre los distribuidores como en los compradores finales, así como premiar el esfuerzo de calidad de los elaboradores.

foto asociada

Durante la feria, ConeTech ofrecerá en su stand catas de vinos de distintas graduaciones alcohólicas, vinos que también darán a probar las distintas bodegas que trabajan con ConeTech a sus clientes finales. También se  impartirá la conferencia “Moderar el contenido alcohólico en el vino para abrir nuevos mercados” debido a que la internacionalización de vinos con ajuste de grado supone una oportunidad para un gran número de bodegas interesadas en cubrir nuevas demandas y perspectivas.

Además, debido a la creciente demanda por parte de bodegas para elaborar vinos de menor graduación a precios competitivos, la compañía tendrá una serie de reuniones técnicas para explicar cómo conseguir “vinos a la carta” en relación al grado alcohólico, cuáles son los motivos más comunes para ajustar el alcohol y explicar esta tecnología que mantiene el cien por cien de la integridad del vino.

¿Por qué gestionar el contenido alcohólico en el vino? A nivel mundial, existe una creciente necesidad de gestionar los niveles de alcohol en el vino. Es una gran ventaja competitiva en el mercado de granel. La principal razón es que cada vez más consumidores demandan vinos con menos alcohol y calorías, lo que se denomina en el mercado “life style wines” pero con todas las características organolépticas. De ahí que los compradores y distribuidores busquen vinos de menor contenido alcohólico y misma calidad para satisfacer los gustos de sus clientes. Por otra parte, hay que reseñar que los consumidores, como punto final de la cadena, se benefician económicamente de estos vinos ya que cuentan con menores cargas fiscales.

MUCHO MÁS QUE UNA FERIA DE VINO

¡¡¡  VEA COMO SE DIO LA FERIA ¡¡¡

Sin comentarios

El vino tenía un precio

foto asociadaEsta claro que una de las variables más determinantes dentro del proceso de elección de un vino, por el consumidor, es el precio.

Por lo general, el consumidor decide la cantidad máxima que esta dispuesto a pagar por una botella de vino.

Normalmente, esa cantidad será proporcional a su poder adquisitivo y estará condicionada por la situación específica que motiva la compra del vino (consumo propio, regalo,una cena).

A nivel de bodega, la fijación de precios resulta complicada. Como variable de marketing, el precio debe ser coherente con el resto de elementos que componen la estrategia comercial y, además, es la única variable que significa un ingreso.

Se deberían tener en cuenta factores internos (costes, posicionamiento que se busca, ….) y factores externos (competencia, marco legal, ….). Son por tanto,  multitud de factores los que condicionan la política de fijación de precios.

Pero, ¿Cómo fijan las bodegas el precio del vino?

Desde un punto de vista técnico, existen tres grandes métodos de fijación de precios.

Métodos basados en el coste. Se trata de determinar con exactitud el coste del vino y fijar el precio añadiendo a dicho coste un determinado margen de beneficio.

Métodos basados en la competencia. Se trata de observar los precios de los vinos competidores y fijar un precio en base a dicho nivel. En función del tipo de vino elaborado y del posicionamiento del vino este nivel será superior, similar o inferior a la competencia.

Métodos basados en la demanda. Se trata de fijar el precio del vino en función del precio que el consumidor está a dispuesto a pagar por él.

Pero la realidad, es que salvo las grandes empresas vinícolas, el método más utilizado es, sobre todo, la intuición.

El vino más caro, ¿se vende más?

Por otra parte, rompiendo los pilares de la teoría económica, existen estudios que demuestran la gran influencia del precio sobre la calidad percibida del vino.

El  estudio de Lockshin y Rhodus demuestra que, cuando el consumidor sólo conoce el precio, el vino más caro tiende a ser el mejor valorado.

En el experimento de  Plassman, dan a probar un mismo vino a varios consumidores mostrando diferentes niveles de precios, obteniendo como resultado que los consumidores valoran mejor el vino conforme mayor es su precio.

Otro estudio publicado en la revista Journal of Marketing Research, arroja un resultado más que sorprendente.

foto asociadaDurante unas semanas, una bodega de California varió de forma aleatoria el precio al que se vendía una botella de Cabernet Sauvignon de 2004 y otra 2005. Análisis previos demostraron que, en ausencia de información relativa al precio, el vino de 2005 era percibido como de mayor calidad. El experimento se llevó a cabo los días de menor afluencia a la bodega. Unos días el precio era de 10 dólares, otros 20 y otros 40. Los potenciales clientes eran los enoturistas que visitaban la bodega.

Lo lógico es que conforme aumente el precio disminuya la demanda, salvo alguna excepción (los llamados Bienes Giffen) y eso es lo que ocurrió con el vino de 2004 (el percibido como de menor calidad). Sin embargo, con relación al vino de 2005 (percibido de mayor calidad) se vendieron un 54,7% más de botellas cuando el precio era de 20 dólares que cuando su precio era de 10 dólares.

Una posible explicación a este suceso es que el precio puede haber actuado una vez más como una poderosa señal que le estaba indicando al consumidor la calidad del vino. Lógicamente, el de 40 dolares “sería percibido todavía mejor” pero quizás el consumidor ya no estaba dispuesto a hacer ese sacrificio económico. De hecho, en ambos casos, el vino con un precio de 40 dólares fue el que menos se vendió.

Resulta evidente, la dificultad que tiene para las bodegas fijar el precio del vino de forma adecuada. El precio que te puede parecer más competitivo al final puede no ser el que te proporcione más ventas y beneficios. Se debe de tener en cuenta. la importancia que tiene el precio a la hora de transmitir información al consumidor sobre la calidad del vino.

 foto asociada¿Debe de ser el vino, un artículo caro?

Leía esta semana en el Correo del vino, a un autor, que pese haber defendido siempre precios moderados del vino, “al fin y al cabo era el fruto de un racimo o dos de uvas”, había cambiado de opinión después de catar uno de esos afamados vinos, que le dejo encandilado y extasiado.

Afirma, que “Las obras de arte hay que pagarlas, que aunque un lienzo, unos tubos de óleo, unos pinceles y una paleta valgan muy poco, quien quiere tener un Dalí o un Picasso colgado en la pared de su casa lo tiene que pagar, así de sencillo”.

Siempre que surge esta discusión se recurre al al arte, ¿Cuanto vale una pintura? ; lo que alguien este dispuesto a pagar por ella. contestaría yo. No tiene precio y esta sometida a la mera especulación del capital. Tal vez, el que la compra es el que menos la sabe apreciar.

Además cabría matizar diferencias:

  • Un cuadro es único, botellas de vino suele haber unas cuantas más.
  • Un cuadro esta creado para perdurar en el tiempo y bien conservado puede ser disfrutado por muchas personas durante generaciones; mientras que una botella de vino esta creada para alimentar y satisfacer los sentidos de muy pocas personas durante un corto espacio de tiempo, ademas a no mucho tardar, ya que sino se echará a perder.

Y es que el vino, aunque puede ser de calidad superlativa, es eso, vino, un alimento perecedero, también un aliado en penas y alegrías e incluso fuente de inspiración, pero vino.

Razona igualmente, que “lo importante es que haya alguien que lo pague, que te lo compren al precio que has puesto y, más aún, que repitan. Esta última, señal inequívoca de que al consumidor que está dispuesto a pagar tal precio le ha gustado y estima, sobretodo, que lo vale”.

Pero la realidad es otra, la mayor parte de estas botellas, las compran los que pueden, los que tienen muchísimo dinero y se pueden permitir gastárselo en vino y otras muchas cosas. Igual ni les gusta, como se preparan un calimocho con el, les importa igual, solo quieren comprar lo mas caro y que se les valore socialmente por ello.

Completamente de acuerdo estoy, en cuanto a la dificultad de determinar lo que cuesta un vino y la importancia de diferenciar lo que vale, de lo que cuesta.

Artículos relacionados:

El vino más caro es mejor (o no)

El dónde se dispone el precio afecta a cómo percibimos el producto

 ¿Cual es la realidad actual?

España vende más vino que nadie, pero factura menos que otros. ¿Qué pasa? España se ha convertido en el primer exportador de vino del mundo y mejora sus números de vino envasado, pero la facturación baja. Un 4.6% respecto al ejercicio anterior. Esa es la realidad. ¿Es el camino que debe seguir? Francia e Italia, sus grandes competidores, exportan menos vino envasado, pero su recaudación es mejor.

Esta es la realidad a pocos meses de la apertura de puertas a la plantación de viñedo. Mientras,La Rioja se atrinchera, con la entrada en vigor de la Ley de la Calidad de la Uva y el Vino, que impedirá la plantación de viñedo cuyo fin sea elaborar vino de mesa, como medida de protección de la DOCa. Según nuestro dilecto Gobierno Regional, con la aprobación de esta ley autonómica,  “se garantiza que las nuevas plantaciones y replantaciones que se realicen en la Comunidad Autónoma se destinarán exclusivamente para la producción de vino de calidad (IGP y DOP)”.

Pero miren por donde, es en las IGP donde me temo está el peligro, y de esas no nos hemos protegido.

Sin comentarios

¿Puede ser el vino mas barato que el agua?

Siempre mantengo que el vino no tiene por que ser caro. Se elabora con uvas, siendo su cosecha anual y la vid una planta especialmente prolífica, su elaboración es sencilla (aunque nos empeñemos en complicarla) y su conservación a medio plazo no tiene especiales dificultades. Pero, ¿Puede ser el vino mas barato que el agua?.

Pues si, hoy en día es fácil encontrar en las estanterías de algunos de los mercados más grandes de Australia vino más barato que el agua. El abanico de precios nos puede llevar desde botellas de vino tinto de marcas poco conocidas por sólo un dólar australiano (aproximadamente 0,71 €)  a un muy popular vino blanco que se vende a 2,99 dólares australianos (aproximadamente 2,13 €), pasando por los muy usados bag in box de 4 litros de vino tinto por 17 dólares australianos (aproximadamente 12,1 €).

Sea cual sea su elección, le costará proporcionalmente menos que una botella de 350 ml de agua, que por lo general se vende a 2,50 dólares australianos (aproximadamente 1,78 €).

foto asociada¿Cómo es posible?

No es la primera vez que este tipo de escenario de precios es noticia en Australia, pero hoy en día la situación es muy grave, según afirma el profesor Kym Anderson del Centro de Investigación en Economía del Vino de Adelaide, y sobre todo teniendo en cuenta que el precio incluye impuestos al por mayor y al por menor.

Los precios de todos los productos se han visto afectados por varios factores relacionados entre sí. Debemos tener en cuenta las tasas de cambio actuales (aumento en el valor del dólar australiano frente al dolar USA. entre principios de 2011 y 2013 ), que han provocado la caída de la demanda internacional disminuyendo el volumen exportado y provocando un exceso de producto en el mercado interno. Este es también un incentivo para las importaciones, de manera que han crecido las ventas de vinos importados en el mercado interno”. En este escenario, la competencia entre los productores locales ha crecido, derivando en una bajada de precios

Otro factor que contribuye al bajo precio de los vinos australianos es el impuesto sobre el alcohol, que varía según el producto.

“En Australia hay un sistema en el que el vino y la sidra tienen diferentes impuestos”, de manera que se carga un impuesto basado en el valor de venta del producto, en lugar de por la cantidad de alcohol que tiene, lo que significa que si el vino se vende barato, el impuesto también es muy bajo.

Así los vinos caros, soportan también un impuesto más alto, lo cual también crea una división dentro del propio sector.

Habría que tener también en cuenta los problemas relacionados con el alcohol en Australia, con un aumento constante de los problemas de salud asociados con el alcohol, así como los relacionados con el orden social y la violencia derivada de beber en exceso. Así las solicitudes de ambulancias en Victoria se duplicaron en los últimos diez años, y muchos episodios están relacionados con el consumo de alcohol, aumentado también el número de hospitalizaciones debido a la cirrosis de hígado según datos de los servicios de urgencias.

Las bebidas alcohólicas han sido siempre baratas en el país y con este sistema de  impuestos, muchos abogan ahora por establecer un precio mínimo para estos productos o aumentar los impuestos sobre el vino parareducir algunos de estos problemas de salud

Crédito: BBCOtro factor que mantiene el precio de los vinos asequibles es el duopolio de dos grandes supermercados, Woolworths y Coles. Las dos empresas controlan más del 70% de todas las ventas de vino en el comercio minorista.

Los productores de vino elogian las inversiones realizadas por estos supermercados en la industria, pero también señalan la necesidad de revisar la situación debido a su escaso poder frente a ellos, lo que se refleja en la caída en cascada del margen de beneficio del sector productor.

A esto debemos sumar un exceso de oferta”, de manera que existe un debate para reducir la producción de vino en un 10% en todas las regiones para contener este exceso y restaurar de nuevo en equilibrio, pero nadie quiere hacer eso. En general, los bajos precios de los vinos australianos parecen aceptables para algunos productores y una victoria para los consumidores que buscan una botella de calidad y asequibles por menos de 10 $. Y tal vez también es una victoria para los grandes minoristas, que son vistos como salvadores de algunos productores que necesitan reducir su exceso de oferta.

No obstante , a largo plazo la situación no es sostenible y se está trabajando desde el gobierno para corregirla, debido a que se esta experimentando una depreciación del valor de algunas marcas que los enólogos australianos ayudaron a construir durante mucho tiempo. Si bien, va a ser muy difícil que los consumidores vuelvan a un sistema de los precios que tenga más que ver con la calidad de los vinos que se consumen.

Sin comentarios

Autorizacion de plantación

CAMBIO REAL O MAQUILLAJE DEL LÉXICO.

FOTO SAOCIADAEl nuevo sistema de autorizaciones de plantación del viñedo, que sustituirá al actual régimen de derechos de plantación, acordado por la Unión Europea en la Reforma de la Política Agrícola Común (PAC) de 2013, establece un nuevo régimen de autorizaciones de plantación, que según la Administración permite continuar con una limitación de la producción y asegurar un crecimiento ordenado de las plantaciones de vid, en sustitución de la liberalización de plantaciones acordada en 2008, que las organizaciones agrarias y denominaciones de origen denunciaron rotundamente.

Así, el nuevo sistema de autorizaciones entrará en vigor el 1 de enero de 2016, con duración hasta el 31 de diciembre de 2030. A partir de esa fecha sólo se podrá plantar viñedo con autorización y estas autorizaciones, a diferencia de los derechos, no serán transferibles.

Las autorizaciones se podrán obtener bajo tres circunstancias: a través de la conversión de derechos de plantación en poder del agricultor a 31 de diciembre de 2015, del arranque de un viñedo y mediante la concesión de un cupo de superficie de viñedo para realizar nuevas plantaciones, que se ofertará anualmente.

El Ministerio de Agricultura ha planteado una propuesta de Real Decreto por el que se regula la conversión de derechos de plantación de viñedo en autorizaciones. Este se tramitará de forma urgente, y con antelación al Real Decreto general que va a regular el sistema de autorizaciones, con el objeto de que el sector conozca cuanto antes, y con suficiente antelación, tanto el procedimiento como los plazos para poder planificarse.

La ventanilla para solicitar las conversiones se abre el 15 de septiembre de 2015 conforme a la normativa comunitaria y, dado que el reglamento permite al Estado miembro posponer la fecha de finalización de solicitud de conversiones, desde el 31 de diciembre de 2015 al 31 de diciembre de 2020, el Ministerio ha propuesto que sea el 31 de diciembre de 2020.

El objetivo es permitir la planificación empresarial para los viticultores con derechos en cartera, y evitar la concentración de plantaciones en los tres primeros años de aplicación del régimen de autorizaciones. Se han tratado también los distintos elementos que habrán de ser tenidos en cuenta en el diseño del sistema que regule la concesión de las nuevas autorizaciones dentro del nuevo cupo anual.

Asimismo, en el borrador de Real Decreto se modifica la normativa sobre tramitación de transferencias y cesiones de derechos, cuya autorización corresponde al Ministerio, ampliándose la fecha límite de presentación de solicitudes para este tipo de transferencias en la última campaña, antes de la desaparición de los derechos. El Ministerio insiste en que “el sistema que se diseñe sea objetivo y no discriminatorio, coherente con el sector vitivinícola, sencillo, y de fácil aplicación”.

Sin comentarios

Siguiente página »