De gatos y ratones.

La situación actual del mercado de vinos español, me ha recordado este viejo acertijo de niños.

¿como puedes pasar a un gato,a un raton y un queso de una parte del rio a otra en una barca en la que solo cabes tu y otro más? Hay que tener en cuenta que no puedes dejar solos ni al gato con el raton, ni al raton con el queso.

Primero llevas al raton; luego al queso y vuelves con el ratón a la posicion inicial; ahora el gato va a la posición del queso y por ultimo llevas al raton que quedo solo a la otra parte.

Como moraleja, podriamos concluir que con el debido tiempo y un poco de astucia es posible  la convivencia de gatos y ratones sin dañar el queso.

Con los precios a los que se están vendiendo, o intentando vender (porque tampoco se están cerrando muchas operaciones), nos estamos haciendo daño. Tanto es así, que podría decirse que no existen mercado, ya que los propuestas de compra de hoy, son rechazadas mañana con las más diversas argumentaciones. Este hecho, normal en cualquier negociación, acaba siendo negativo si se prolonga en esceso.

Tal vez sea el momento de relajar un poco la tensión, el vino es un producto anual, y si no se sirve aquí acabará viniendo de otro sitio, así el año que viene tendremos dos cosechas y los que lo necesitan ya tendrán hecho el camino para traerlo de fuera. De hecho, podemos encontrar en el puerto de Valencia, la mayor bodega de España, varios barcos cargados de vino Argentino esperando a descargarse. Es normal intentar maximizar el valor de sus existencias, pero también que los compradores buscan alternativas con las que hacer frente a sus pedidos.

Como consecuencia de estas situaciones, la calidad de los vinos suele salir maltratada y algunas operaciones de exportación, esas que tanto han costado conseguir y que están llamadas a convertirse en la salida natural de nuestra producción ante la pérdida del mercado interno, peligran debido a la dificultad de mantener los precios.

Todo esto; cuando las ventas al exterior de vinos, mostos y vinagres, se han incrementado, respecto al mismo mes del año 2011, un 25,7%, con un aumento del montante económico percibido del 29,1% y un aumento de precio del 2,7%;  el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, nos indica que  España se ha situado en el segundo lugar del mundo por exportaciones de vino y está creciendo el triple que la media de los principales vendedores mundiales y la OIV nos cuenta que el consumo de vino en el mundo, que estaba en caída desde 2007, ha incrementado sus cifras un 0,7% ,poco, pero al menos no baja.

¿No habrá llegado el momento de dejar de jugar al gato y al ratón y compartir el queso?

No hay comentarios

No hay comentarios todavía

Escribe una respuesta