Ante todo mucha calma

Ya han pasado unas semanas desde la presentación de las primeras propuestas para una nueva re-ordenación de la DOC Rioja y aquí nadie apunta nada al respecto. Lo cual, me parece muy bien; ya que el asunto tiene mucha miga y mucho fleco por alisar.

La primera propuesta que llegó a los medios fue la de establecer unas ‘Comarcas Rioja’, mediante el trazado de un mapa a utilizar como punto de partida a discusión. En el se establecían 9 divisiones basadas en diversos criterios; como la naturaleza del suelo de cultivo, el mesoclima de cada comarca, así como también la orografía, donde la altitud y orientación fueron los criterios dominantes.

11064312

Con este esquema, los vinos podrían ser ampardos bajo el término genérico de ‘Rioja’ como en la actualidad, así como también: ‘Rioja Comarca’ y ‘Rioja Pago’, siempre que se cumplan los requisitos de origen de las uvas en cada caso y bajo el control del Consejo Regulador.

En la misma propuesta se descartaba el desarrollo de los denominados ‘Vinos de Pueblo o Municipio’, debido a la excesiva fragmentación de los mismos: contamos en la actualidad con 145 términos municipales, que resultarían muy difíciles de controlar por parte del Consejo Regulador. Y, en caso de los ‘Vinos de Finca’, realizado de una forma más o menos libre, el problema se elevaría a la enésima potencia.

La verdad que es una pena que no se profundice más en esta propuesta, ya que iba a resultar francamente divertido a la hora de pintar esas lineas reales. Por una parte siguen existiendo diferencias muy significativas entre zonas de las comarcas establecidas y habrá pueblos e incluso fincas que queden un trozo a cada lado de la raya. Se iba a producir un zafarrancho infernal en el que a ver “quien le ponía el cascabel al gato”. En fin, creo que nos lo perderemos.

“Rioja pata negra” y “Rioja outlet”.

La segunda propuesta viene con sello real, es decir avalada por el “Grupo Rioja”, a fin de cuentas los que cortan el bacalao. Así, las grandes y medianas bodegas apuestan por distinguir legalmente, entre un Rioja ‘genérico’, con los mismos parámetros de cultivo y elaboración actuales, y, al menos, un Rioja de Paraje al que se le exigirá un menor rendimiento de producción y transformación, una acreditación de aptitud de suelos y también mayores parámetros cualitativos y en el tratamiento de los viñedos, entre otras cuestiones.

foto asociada

Se trata de una propuesta muy completa y estructurada, la cual recomiendo que lean, y que toca temas como: Inscripción del viñedo, Titularidad del viñedo, Requisitos en viñedo, Requisitos del vino, Designación del vino. Afirman que el cambio legislativo necesario es posible e inicialmente descarta a los “vinos de pueblo”

Foto asociadaComo punto de partida no esta nada mal, pero quedan por matizar muchos aspectos y reflexionar ampliamente sobre el tema, si bien me gustaría apuntar algunos aspectos:

Opino que los requisitos para el “Rioja pata negra” deberían ser substancialmente más estrictos. Si va a ver 2 Riojas diferentes, que se note claramente la diferencia.

El precio de la “uva de bellota”, también debería ser substancialmente diferente y proporcional al precio de los vinos obtenidos, lo cual también debería figurar entre los requisitos. Siempre se les olvida a los mismos este tipo de detalles.

El control sobre los vinos y su procedencia debería ser impoluto, de lo contrario solo conseguiremos el desprestigio absoluto. Algo que se me antoja imposible coexistiendo ambos vinos en una misma bodega.

Antes de empezar con la propaganda, debería haber propuestas claras sobre como se a controlar todo esto y como se va a pagar el dispositivo necesario.

También cabe la posibilidad de recordar a los grandes filosofos, asi como dijo Hannibal Lecter: “Simplicidad, primeros principios”.

Tal vez, no haya que hacer nada, solo aplicar las normas existentes de forma estricta y siguiendo el espíritu con el que se idearon.

foto asociadxaControl de cartilla del viticultor parcela a parcela, de manera que los excesos de unas no puedan cubrir los deficits de otras, como es normal hacer. Igualmente, esto evitaría el relleno de la cartilla de un viticultor con las uvas de otro. Resulta cómico que siempre se llenen todas, bueno la práctica más generalizada es rebasarlas por un poquito.

Calificación DOC Rioja, transporte  a transporte de las uvas recepcionadas en bodega, atendiendo a parámetros analíticos, estado sanitario y de recepción de la materia prima.

Pago de las uvas de forma proporcional y acorde con su calidad, de manera que en ningún caso pueda obtener más dinero por Hectárea quién no cuida la calidad, respecto de los que lo hacen bien.

En fin, por exponer ideas como estas, me he jugado más de una vez el tipo en algunos ruedos. Pero con estos sencillos principios las cosas vendrían a mandamiento por si solas. Nos saldrían igual de caras, ya que los controles también deberían multiplicarse, pero se pagarían entre todos y en beneficio de todos. La DOC Rioja seguiría siendo una, grande y libre y no complicaríamos más el asunto con tanta norma. Como ya dije en una ocasión:  “¿Que queremos?, tal vez, leyes más restrictivas para hacer mejores trampas.”

“Ante todo mucha calma”. Vaya, esto me ha recordado una bonita pieza de Siniestro Total.

 

No hay comentarios

No hay comentarios todavía

Escribe una respuesta