La “Boutique” del vino a granel

Queramos, o no, verlo. Algo está cambiando en el consumo del vino. Las nuevas generaciones de consumidores internacionales no están por la labor de venerar a las marcas, les importa igual si son de toda la vida o se instalaron ayer. Lo quieren bueno, bonito y barato. Vean las nuevas tendencias y díganme si esto les parece un “clásico negocio de graneles”. 

foto asociadaLa séptima edición de la World Bulk Wine Exhibition se celebrará los próximos días 23 y 24 de noviembre en el RAI de Ámsterdam. Empresas de 19 países han confirmado su asistencia a la próxima edición de la World Bulk Wine Exhibition, la séptima de este encuentro profesional, el mayor del mundo en cuanto a volumen de negocio. Alemania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Chile, China, España, Estados Unidos, Francia, Georgia, Grecia, Hungría, Italia, Kosovo, Malasia, Marruecos, Moldavia, Nueva Zelanda, Portugal y Sudáfrica son los países que por el momento tendrán representación en la WBWE, ya que todavía se mantienen abiertas las inscripciones. Con el número de expositores registrados hasta el momento, la WBWE experimenta ya un crecimiento del 15% en participación.

Son datos importantes para una feria que reúne al grueso de los países productores y exportadores de vino a granel. Puede consultarse la lista provisional de expositores en el siguiente enlace:

PROVISIONAL 2015 EXHIBITOR LIST

foto asociadaSin embargo, la importancia de la World Bulk Wine Exhibition no radica en el número de viticultores participantes, sino en la cantidad de vino que se tramita y en el volumen de negocio que se genera durante la feria. Después de seis ediciones, la World Bulk Wine Exhibition se ha convertido en la mayor feria del mundo dedicada a la comercialización de vinos, en términos de volumen.

Los 20 países expositores concentran más del 85% de la oferta mundial de exportación de granel, un sector de vinos que sigue creciendo en cantidad y calidad cada año. La WBWE ofrece un amplio abanico de vinos a granel y bag-inbox que van desde los vinos con denominación de origen o indicación geográfica protegida a los vinos con denominación varietal, así como vinos genéricos destinados a las mezclas, a la elaboración de espumosos o de vinos aromatizados como el vermú. Esta diversidad en la oferta y la capacidad de ofrecer múltiples contratos de venta, así como acuerdos de envasado en origen o destino, confiere una exclusividad poco común a este encuentro.

“Gracias a las potentes inversiones que se han realizado en la reestructuración de viñedos y en tecnología para la recolección y en las bodegas, la calidad de los vinos de Europa del Este no ha dejado de crecer en los últimos años”. Moldavia, que fue el proveedor de vino más importante en tiempos de la Unión Soviética, participará en la WBWE 2015 presentando una amplísima diversidad de vinos, algunos de ellos a partir de variedades autóctonas como Feteasca Alba, Rara Neagra o Feteasca Negra.

Canadá ha incrementado sus importaciones de granel por encima de los 100 millones de litros. Los últimos datos de mercado posicionan a Canadá como un actor cada vez más relevante en el mercado mundial del vino a granel. No en vano, Canadá importó durante 2014 un total de 103,5 millones de litros de vino a granel y en bag-in-box por importe de 107,6 millones de dólares canadienses (algo más de 73 millones de euros), a un precio medio de 0,71 euros el litro, según datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

foto asociada

Igualmente  se celebrará el próximo día 22 de noviembre, como prólogo al inicio de la VII Edición de la World Bulk Wine Exhibition, la V Edición de la International Bulk Wine Competition ( de Vinos a Granel)  y dará a conocer sus resultados el mismo día del concurso por la noche para que los participantes puedan hacer uso de las medallas obtenidas.

El objetivo del concurso, prestigiar y dar a conocer un segmento de vinos que, a nivel mundial, supera el 38% de las ventas exteriores. El concurso pretende dignificar el consumo de unos vinos que terminan envasados antes de llegar al consumidor final, para resaltar sus virtudes tanto entre los distribuidores como en los compradores finales, así como premiar el esfuerzo de calidad de los elaboradores.

foto asociada

Durante la feria, ConeTech ofrecerá en su stand catas de vinos de distintas graduaciones alcohólicas, vinos que también darán a probar las distintas bodegas que trabajan con ConeTech a sus clientes finales. También se  impartirá la conferencia “Moderar el contenido alcohólico en el vino para abrir nuevos mercados” debido a que la internacionalización de vinos con ajuste de grado supone una oportunidad para un gran número de bodegas interesadas en cubrir nuevas demandas y perspectivas.

Además, debido a la creciente demanda por parte de bodegas para elaborar vinos de menor graduación a precios competitivos, la compañía tendrá una serie de reuniones técnicas para explicar cómo conseguir “vinos a la carta” en relación al grado alcohólico, cuáles son los motivos más comunes para ajustar el alcohol y explicar esta tecnología que mantiene el cien por cien de la integridad del vino.

¿Por qué gestionar el contenido alcohólico en el vino? A nivel mundial, existe una creciente necesidad de gestionar los niveles de alcohol en el vino. Es una gran ventaja competitiva en el mercado de granel. La principal razón es que cada vez más consumidores demandan vinos con menos alcohol y calorías, lo que se denomina en el mercado “life style wines” pero con todas las características organolépticas. De ahí que los compradores y distribuidores busquen vinos de menor contenido alcohólico y misma calidad para satisfacer los gustos de sus clientes. Por otra parte, hay que reseñar que los consumidores, como punto final de la cadena, se benefician económicamente de estos vinos ya que cuentan con menores cargas fiscales.

MUCHO MÁS QUE UNA FERIA DE VINO

¡¡¡  VEA COMO SE DIO LA FERIA ¡¡¡

Sin comentarios

Muerto el burro …..

foto asociadaMuerto el burro, la cebada al rabo.

Tipo: Refrán

Idioma: Español

Ideas clave: Inutilidad – Oportunidad

Significado: Reprende a quienes pretenden ayudar o poner remedio fuera de tiempo, cuando ya es demasiado tarde y ha pasado la ocasión oportuna, por lo que ya no puede surtir efecto.

Marcador de uso: En desuso

Fuentes: Fuente oral

La Consejería de Agricultura del Gobierno de La Rioja abrió el pasado día 11 de abril, el plazo para que los viticultores que cultivan viñedos de más de 50 años de edad, puedan acogerse a la nueva línea de ayudas agroambientales prevista en el Programa de Desarrollo Rural 2015/2020. La nueva medida supondrá una prima anual de 600 euros por hectárea, siempre que el viticultor asuma el compromiso de cultivo durante al menos cinco años.

En este sentido, la medida se justifica dentro de un objetivo de preservación del material genético autóctono y original, previo a la estandarización de clones con el desarrollo de los viveros a partir de los años 70 y especialmente los 80, así como frenar el arranque de cepas históricas y la conservación del paisaje y de la biodiversidad.

Según los datos oficiales el 6,5% del viñedo de La Rioja (comunidad autónoma), unas 2.750 hectáreas (muchas me parecen), cumpliría con la condición exigida de estar plantado desde hace al menos 50 años, lo que supondría el reparto de 1,65 millones de euros anuales, entre los propietarios de dichas viñas.

Se debe tener en cuenta, que desde los años 90, también con fondos comunitarios y ayudas de hasta el 50%, los planes de reestructuración de viñedo,  unidos a los escasos ingresos que proporcionaban estas viñas, dado que las bodegas nunca han retribuido en su justo valor la calidad de estas uvas, han provocado la desaparición de la mayor parte de los viñedos riojanos antiguos.

La misma medida contempla también ayudas a la conservación de olivos de más de cien años de antigüedad, así como viñedos ecológicos y mantenimiento de cubiertas vegetales.

Álava, en su linea, aprobará también, unas medidas parecidas, pero diferentes.

foto asociada

Como siempre vamos tarde, la inmensa mayoría de los viñedos riojanos, injertados de cabeza en el propio terreno,  muchos sobre barbados de Rupestris de Lot, con púas seleccionadas por el propio viticultor de multitud de vides y parcelas, de manera que no salían 2 cepas iguales, han desaparecido. Eso si, de forma subvencionada.

Viñas con cuestas, en laderas, culminando cerros y colinas, limitando barrancos. Hoy en día han sido desplazadas a terrenos fértiles, llanos, mecanizables y con riego; ocupando incluso, las vegas de los ríos que antaño fueran esparragueras y huertas.

Las parcelas que perduran, en muchos casos se encuentran en estado de semiabandono, con herbicida, poda y poco más. Sirviendo exclusivamente para hacer hueco a los excesos de uva que producen viñas más jóvenes y productivas, quedándose en muchos casos incluso sin vendimiar; dado que no sale rentable meter allí a la cuadrilla, ya que no les cuadra a destajo.

Queda ahora en manos de la administración, controlar a quién se reparte todo ese dinero. A ver si resulta que nuevamente vamos a subvencionar a quién menos lo merece. ¿O sí?

Sin comentarios

El vino tenía un precio

foto asociadaEsta claro que una de las variables más determinantes dentro del proceso de elección de un vino, por el consumidor, es el precio.

Por lo general, el consumidor decide la cantidad máxima que esta dispuesto a pagar por una botella de vino.

Normalmente, esa cantidad será proporcional a su poder adquisitivo y estará condicionada por la situación específica que motiva la compra del vino (consumo propio, regalo,una cena).

A nivel de bodega, la fijación de precios resulta complicada. Como variable de marketing, el precio debe ser coherente con el resto de elementos que componen la estrategia comercial y, además, es la única variable que significa un ingreso.

Se deberían tener en cuenta factores internos (costes, posicionamiento que se busca, ….) y factores externos (competencia, marco legal, ….). Son por tanto,  multitud de factores los que condicionan la política de fijación de precios.

Pero, ¿Cómo fijan las bodegas el precio del vino?

Desde un punto de vista técnico, existen tres grandes métodos de fijación de precios.

Métodos basados en el coste. Se trata de determinar con exactitud el coste del vino y fijar el precio añadiendo a dicho coste un determinado margen de beneficio.

Métodos basados en la competencia. Se trata de observar los precios de los vinos competidores y fijar un precio en base a dicho nivel. En función del tipo de vino elaborado y del posicionamiento del vino este nivel será superior, similar o inferior a la competencia.

Métodos basados en la demanda. Se trata de fijar el precio del vino en función del precio que el consumidor está a dispuesto a pagar por él.

Pero la realidad, es que salvo las grandes empresas vinícolas, el método más utilizado es, sobre todo, la intuición.

El vino más caro, ¿se vende más?

Por otra parte, rompiendo los pilares de la teoría económica, existen estudios que demuestran la gran influencia del precio sobre la calidad percibida del vino.

El  estudio de Lockshin y Rhodus demuestra que, cuando el consumidor sólo conoce el precio, el vino más caro tiende a ser el mejor valorado.

En el experimento de  Plassman, dan a probar un mismo vino a varios consumidores mostrando diferentes niveles de precios, obteniendo como resultado que los consumidores valoran mejor el vino conforme mayor es su precio.

Otro estudio publicado en la revista Journal of Marketing Research, arroja un resultado más que sorprendente.

foto asociadaDurante unas semanas, una bodega de California varió de forma aleatoria el precio al que se vendía una botella de Cabernet Sauvignon de 2004 y otra 2005. Análisis previos demostraron que, en ausencia de información relativa al precio, el vino de 2005 era percibido como de mayor calidad. El experimento se llevó a cabo los días de menor afluencia a la bodega. Unos días el precio era de 10 dólares, otros 20 y otros 40. Los potenciales clientes eran los enoturistas que visitaban la bodega.

Lo lógico es que conforme aumente el precio disminuya la demanda, salvo alguna excepción (los llamados Bienes Giffen) y eso es lo que ocurrió con el vino de 2004 (el percibido como de menor calidad). Sin embargo, con relación al vino de 2005 (percibido de mayor calidad) se vendieron un 54,7% más de botellas cuando el precio era de 20 dólares que cuando su precio era de 10 dólares.

Una posible explicación a este suceso es que el precio puede haber actuado una vez más como una poderosa señal que le estaba indicando al consumidor la calidad del vino. Lógicamente, el de 40 dolares “sería percibido todavía mejor” pero quizás el consumidor ya no estaba dispuesto a hacer ese sacrificio económico. De hecho, en ambos casos, el vino con un precio de 40 dólares fue el que menos se vendió.

Resulta evidente, la dificultad que tiene para las bodegas fijar el precio del vino de forma adecuada. El precio que te puede parecer más competitivo al final puede no ser el que te proporcione más ventas y beneficios. Se debe de tener en cuenta. la importancia que tiene el precio a la hora de transmitir información al consumidor sobre la calidad del vino.

 foto asociada¿Debe de ser el vino, un artículo caro?

Leía esta semana en el Correo del vino, a un autor, que pese haber defendido siempre precios moderados del vino, “al fin y al cabo era el fruto de un racimo o dos de uvas”, había cambiado de opinión después de catar uno de esos afamados vinos, que le dejo encandilado y extasiado.

Afirma, que “Las obras de arte hay que pagarlas, que aunque un lienzo, unos tubos de óleo, unos pinceles y una paleta valgan muy poco, quien quiere tener un Dalí o un Picasso colgado en la pared de su casa lo tiene que pagar, así de sencillo”.

Siempre que surge esta discusión se recurre al al arte, ¿Cuanto vale una pintura? ; lo que alguien este dispuesto a pagar por ella. contestaría yo. No tiene precio y esta sometida a la mera especulación del capital. Tal vez, el que la compra es el que menos la sabe apreciar.

Además cabría matizar diferencias:

  • Un cuadro es único, botellas de vino suele haber unas cuantas más.
  • Un cuadro esta creado para perdurar en el tiempo y bien conservado puede ser disfrutado por muchas personas durante generaciones; mientras que una botella de vino esta creada para alimentar y satisfacer los sentidos de muy pocas personas durante un corto espacio de tiempo, ademas a no mucho tardar, ya que sino se echará a perder.

Y es que el vino, aunque puede ser de calidad superlativa, es eso, vino, un alimento perecedero, también un aliado en penas y alegrías e incluso fuente de inspiración, pero vino.

Razona igualmente, que “lo importante es que haya alguien que lo pague, que te lo compren al precio que has puesto y, más aún, que repitan. Esta última, señal inequívoca de que al consumidor que está dispuesto a pagar tal precio le ha gustado y estima, sobretodo, que lo vale”.

Pero la realidad es otra, la mayor parte de estas botellas, las compran los que pueden, los que tienen muchísimo dinero y se pueden permitir gastárselo en vino y otras muchas cosas. Igual ni les gusta, como se preparan un calimocho con el, les importa igual, solo quieren comprar lo mas caro y que se les valore socialmente por ello.

Completamente de acuerdo estoy, en cuanto a la dificultad de determinar lo que cuesta un vino y la importancia de diferenciar lo que vale, de lo que cuesta.

Artículos relacionados:

El vino más caro es mejor (o no)

El dónde se dispone el precio afecta a cómo percibimos el producto

 ¿Cual es la realidad actual?

España vende más vino que nadie, pero factura menos que otros. ¿Qué pasa? España se ha convertido en el primer exportador de vino del mundo y mejora sus números de vino envasado, pero la facturación baja. Un 4.6% respecto al ejercicio anterior. Esa es la realidad. ¿Es el camino que debe seguir? Francia e Italia, sus grandes competidores, exportan menos vino envasado, pero su recaudación es mejor.

Esta es la realidad a pocos meses de la apertura de puertas a la plantación de viñedo. Mientras,La Rioja se atrinchera, con la entrada en vigor de la Ley de la Calidad de la Uva y el Vino, que impedirá la plantación de viñedo cuyo fin sea elaborar vino de mesa, como medida de protección de la DOCa. Según nuestro dilecto Gobierno Regional, con la aprobación de esta ley autonómica,  “se garantiza que las nuevas plantaciones y replantaciones que se realicen en la Comunidad Autónoma se destinarán exclusivamente para la producción de vino de calidad (IGP y DOP)”.

Pero miren por donde, es en las IGP donde me temo está el peligro, y de esas no nos hemos protegido.

Sin comentarios

Se armo la gorda

Podíamos leer en prensa estos últimos días como por una parte como Rioja cerró un 2014 de récord, con 281 millones de litros de vino vendidos, lo que supone cinco millones más de botellas comercializadas, las exportaciones subieron el 3,6% en un año en el que los vinos blancos y de crianza tiraron de las ventas. 

foto asociadaMientras por otro lado,  la DOCa Rioja estudia incorporar la producción de vinos espumosos amparada por la Denominación con el fin de añadirle un nuevo producto de prestigio y alto nivel.

Según se explica, el sector demanda producir espumosos amparados por la DOCa, con los que ampliar la posibilidad de venta y apertura de su actual gama de vinos de la Denominación, añadiendo espumosos amparados a su actual “portfolio” de vinos tintos, blancos y rosados. Apoyando esta demanda en la autorización de 2.500 nuevas hectáreas de variedades blancas, que podrían ser la base de estos nuevos espumosos.

Es decir a las  4.094 hectáreas de viñedo blanco, en breve, se incorporarán las 2.500 en proceso de plantación, que se suponían necesarias para compensar la supuesta demanda de blancos. Mientras que muchas parcelas de blanco se quedaban sin cortar, ya que sus correspondientes cartillas habían sido rellenadas por uva tinta.

Tal y como se dice en el artículo, “debemos de seguir evolucionando en la mejora de esta Denominación, sobre la base de un modelo que ha dado a Rioja un liderazgo entre las regiones vinícolas españolas”

Imagen asociadaAhí estamos, como dicen los americanos, “si algo funciona bien ni lo toques”. Llevamos ya muchos años trabajando y mejorando vinos tintos de nuestras variedades tradicionales. No es el momento, ni es necesario diversificar nuestros esfuerzos de investigación, producción y promoción por vender unos miles de botellas más, de un producto que se realiza de forma satisfactoria en cualquier otra zona de España y del mundo, dado que no son necesarias, ni mucho menos, uvas de calidad excepcional para su elaboración.

Existen ahora 18 municipios de la DOCa Rioja acogidos a la Denominación de Origen (DO) Cava, en entredicho también en la actualidad, dado que incumple la primera norma Europea sobre V.C.P.R.D. (Vinos de calidad producidos por regiones determinadas), que es sencillamente eso, que los vinos se produzcan en una única zona determinada y no en un salpicado de municipios por la geografía española.

De triunfar este nuevo proyecto de espumosos “Rioja”, estos vinos podrán elaborarse en todo el ámbito de la Denominación, lo cual tendría su conflictividad en cuanto a los intereses creados por los elaboradores actuales; más leña para la hoguera.

Podemos recordar los grandes esfuerzos y expectativas de hace 2 décadas por parte de la DO Navarra, respecto a la elaboración de tintos y blancos monovarietales de las más prestigiosas variedades foráneas, con grandes impulsos económicos en su plantación y promoción, dejando completamente de lado a sus afamados y tradicionales rosados de sangrado; para acabar vendiendo sus vinos a precios de mesa. Hoy en día, veintipico años más tarde, lamentando el esfuerzo y el dinero gastado, se encuentra involucrada en una ambiciosa campaña de marketing para la promoción de sus rosados.

foto asociadaY para rematarla, El Consejo Regulador estudiará una propuesta para desarrollar los vinos de pueblo, 144 subzonas, después del órdago lanzado por Bodegas Artadi sobre su hipotético abandono de la denominación de origen.

El presidente de la Comisión de Desarrollo del Plan Estratégico, y también gerente de la Asociación de Bodegas Centenarias, ha entregado al Consejo Regulador una propuesta para el estudio la zonificación de la denominación de origen por municipios,una de las principales demandas de Artadi.

Explica en ella, que el planteamiento, supondría aplicar lo que determina el Reglamento de la DOC para las tres subzonas reconocidas y extender esos preceptos a los 144 municipios: «Los cambios normativos que se introdujeron para el desarrollo de las subzonas, a finales de los años 90, ya preveían la posibilidad de aplicar esta reglamentación específica en entidades geográficas menores, es decir, en los municipios, por lo que no haría falta ninguna reforma reglamentaria, sino desarrollar lo ya legislado».

También señala que «en estos años, que no es poco con la crisis, Rioja ha logrado, no sólo sujetar las ventas, sino crecer hasta registros históricos, muy cerca del máximo que marca nuestra propia capacidad productiva, por lo que nos parece oportuno estudiar cualquier tipo de fórmula que pueda suponer poder vender mejor».

En fin, si hemos logrado vender cerca del máximo de nuestra capacidad productiva, ¿para que tenemos que segmentar la Denominación para vender más?. Además, ¿eso va a hacer vender más? o ¿va a hacer vender más a unos pocos?.

Debemos tener en cuenta, que el reglamento exige que toda la uva debería de proceder del correspondiente municipio al que hace referencia la etiqueta, con pequeñas excepciones, de manera que acogerse a esta posibilidad, limitaría notablemente las posibilidades en cuanto a elaboración, mezclas, etc.; por lo que sólo resultaría de utilidad a bodegas muy concretas.

foto asociada

Se acusa y critica al Rioja en ocasiones, por sus desmanes y marrullerías para eludir sus propias normas. Lo cual se intenta justificar alegando lo apretado del corset y mentando la mejora de calidad conseguida. ¿Que queremos entonces?, tal vez, leyes más restrictivas para hacer mejores trampas.

No parece esto, sino una continuidad encubierta de las intenciones secesionistas de los de siempre, azuzadas por algunos medios de comunicación y unidas a las maniobras chovinistas del 2013 por parte de nuestros vecinos, que parecían zanjadas con 4 buenas palabras.

Sin comentarios

La ley de mejora de la cadena alimentaria

Visto el título de la ley, parece que tratará sobre quién se come a quién y asuntos similares y efectivamente sobre eso trata.

foto asociada

Según esta Ley, es obligatorio formalizar contratos por escrito con un productor primario con motivo de la entrega de productos agroalimentarios no transformados, salvo que éstos se abonen al contado. Dichos contratos deberán recoger, entre otras cuestiones, el precio de la uva, con expresa indicación de todos los pagos, incluidos los descuentos aplicables. Además, el precio podrá tener una cuantía fija y una cuantía variable que se determinará en función de factores objetivos y verificables, abonándose a partir de su determinación. Advierte además de las sanciones por no formalizar contratos escritos u obviar los requisitos mínimos pueden alcanzar los 3.000 euros, llegando a alcanzar los 100.000 euros en el caso de incumplir los plazos estipulados para el pago.

Los sindicatos agrarios  afirman que una parte importante de las bodegas vitivinícolas están incumplimiento de forma sistemática la Ley, en lo concerniente a la formalización de contratos escritos antes de la entrega de la uva y el cumplimiento de los plazos de pago. El responsable vitivinicola de COAG, ha dicho   “Es necesario acabar con la indefensión del viticultor y esa rémora del pasado por la que el productor entrega su producto sin saber a qué precio se lo van a pagar ni cuándo.”

En Rioja, la UAGR emplaza a la Interprofesional a que impulse que la compra-venta de uva en la DOC Rioja se haga mediante contratos con precio y plazo de pago, y que dichos acuerdos sirvan para la creación de un Observatorio de Precios fiable.

foto asociada

La realidad, es que este cambio de hábitos va a resultar muy difícil, las bodegas llevan lustros, esperando a ver por donde sale el sol antes de apalabrar las perras, proponiendo medias de cooperativas y dando largas, hasta ver claro la evolución de los mercados y la calidad de los caldos. Por otra parte, el viticultor persiste temeroso de apretar las tuercas de sus compradores habituales, con lo que los cambios van para largo. Pero los grandes cambios dependen de pequeñas iniciativas, a veces incluso ínfimas.

«Los contratos son la clave para que desaparezcan operadores no deseables»

“Bodegas y viticultores de Rioja marcan un precio para las uvas de 2014″

Os emplazo también a leer este interesante artículo:

“El pago de la uva”

Sin comentarios

Vendimia Rioja 2014

PROLOGOS

Poquito a poco, sin comerlo ni beberlo, de fiesta en fiesta, nos hemos metido en Septiembre y como siempre nos ponemos a pensar en las vendimias.

El Consejo Regulador de la D.O. Ca. Rioja comenzó día 25 en la subzona de Rioja Baja, la más temprana de la Denominación, el control de la maduración de la uva. Como conclusión más significativa destaca la evolución correcta de la maduración, que presenta un adelanto de unos diez días respecto a la cosecha anterior, pero que va con retraso en relación al lustro anterior. El estado vegetativo del viñedo en esta subzona es excelente y también el sanitario es bueno, los focos de oidio están bien controlados.

PROFECIAS

Independientemente de todo tipo de controles, adelantos y retrasos; en cada localidad se comenzará a vendimiar, más o menos, como siempre. La cantidad de uva recogida, será la totalidad del cupo de uva amparable de la DOC Rioja + el total de excedente admitido por las bodegas.

Habrá uvas buenas y malas, en función de viticultores y parcelas; con los que se elaborarán vinos buenos, malos y regulares (los que más). Los malos se mezclarán y arreglarán, para finalmente quedar algunos vinos muy buenos y muchos regulares.

Ya verán que poco me equivoco, pero tiempo al tiempo.

BOLETINES DE MADURACIÓN

Hasta el comienzo de la vendimia en cada zona, el Consejo realizará semanalmente este control, que se extenderá al conjunto de la Denominación la semana próxima, lo que permitirá ofrecer una visión global de la situación y perspectivas de la cosecha 2014 en Rioja.

Dada la diversidad climática que presenta Rioja, para la toma de muestras se subdivide el territorio de la D.O. en 20 zonas vitícolas, coincidiendo la variación con su orografía y con la gradación progresiva de la altura del valle del Ebro, cuyas cotas van de 300 a 700 m. Los 55 viñedos ‘testigo’ se han elegido teniendo en cuenta su grado de representatividad de la zona en que se ubican, tomándose en cada uno de ellos 100 bayas de 33 cepas diferentes (dos bayas son del hombro y una del ápice de cada racimo).

El Boletín de Maduración especifica la localidad y paraje en que ha sido tomada cada una de las muestras, dato que sumado al de variedad, altitud y año de plantación del viñedo ‘testigo’ permite al viticultor establecer una comparación con sus propios viñedos en función de su ubicación y características. Los parámetros analizados son los que, al alcanzar el equilibrio idóneo entre sí, permiten determinar el momento óptimo de madurez de la uva: peso de la uva, grado alcohólico probable, acidez total tártrica, pH, ácido málico, potasio, índice de polifenoles totales, antocianos e intensidad colorante.

Descargar Boletín de Maduración nº 1 / COSECHA 2014

CITA OBLIGADA

VIII Jornada Técnica Anual AER: “Consideraciones sobre la Vendimia 2014

ENLACES DE INTERÉS

Entre medio, llego el miedo y los nervios:

La lluvia y la carga de las viñas frustran buena parte de la expectativa de calidad de la añada.

Pero tal y como predije hace 2 meses, a pesar de botritys, uvas verdes y otras químeras, al final:

La vendimia concluye con más cantidad y calidad de uva que la cosecha anterior
Sin comentarios

Rioja, ‘un valor seguro’

Esta es la conclusión del  seminario ‘El vino como producto de inversión’, celebrado en el  IE Business School en Madrid y en él se han analizado las oportunidades que ofrece la inversión en el sector vinícola en España. Los cuatro expertos del mundo financiero que han participado en el seminario han coincidido en considerar que el sector del vino se ha consolidado como un producto de inversión alternativo a otros productos financieros clásicos, ofreciendo rentabilidad estable y segura a los inversores en tiempos de crisis


En un entorno muy incierto para los mercados, el denominado “passion investment” ha ido ganando terreno en las carteras de los inversores. Los Liv-ex Fine Wine Indices, cuatro indicadores selectivos que muestran las fluctuaciones en los vinos cotizados, han consolidado un floreciente mercado financiero en el que operan sociedades de inversión, fondos temáticos, clubes de inversión y hasta mercados de futuros. Son posibilidades en las que las bodegas españolas apenas participan actualmente, ni han explorado todo su potencial.

Para invertir en vino, las gestoras de fondos canalizan los recursos del fondo en compañías que desarrollan su actividad en toda la cadena de valor del vino, desde los cultivos agrícolas, gestión de bodegas, transporte y distribución de este preciado y valorado producto. En la composición de activos del fondo, el 90% de las empresas que lo componen, son empresas cotizadas, con las consiguientes garantías que presenta este tipo de fondos y con la contrapartida de inversiones en renta variable.

La decisión de la inversión en fondos cuyo subyacente sea un activo real presenta sus ventajas e inconvenientes, dado que la evolución de la rentabilidad del fondo va ligada al consumo final del producto, el vino en este caso, como a factores externos de climatología, calidad de las cosechas y sistemas de gestión de empresas. Este tipo de inversiones tienen una ventaja latente, dado que el consumo del vino se mantiene relativamente estable en periodos de crisis y disfruta de un aumento importante en épocas de bonanza.

Este tipo de inversiones están destinadas para perfiles inversores de alto riesgo, dado que la composición de cestas en renta variable tiene un peso muy importante. Por estos motivos, no debemos pasar por alto que siempre existe un riesgo implícito a la evolución de nuestra inversión.

No obstante, si queremos controlar directamente nuestras inversiones, basta con que localicemos alguna bodega o explotación agrícola bajo la fórmula de cooperativa o sociedad limitada o anónima, como vía más ilíquida para la inversión pero con mucho más control sobre las operaciones de la inversión que realizamos. En un futuro las inversiones con activos segmentados tendrán una presencia mucho mayor.

    El fondo de Renta Variable Internacional March Vini Catena, que invierte tanto en bodegas como en empresas vinculadas al sector vinícola (fertilizantes, vidrio, corcho, etiquetas, distribución, etc.), sería un ejemplo del buen momento de este tipo de inversiones. La rentabilidad del fondo durante 2013 ha sido del 12%, mientras que la acumulada desde su creación hace cuatro años se aproxima al 45 %. Vini Catena gestiona un patrimonio de 110 millones de euros procedente de más de 2.000 inversores, el 80 % españoles.

    Hay vinos de Burdeos que acumulan rentabilidades de dos dígitos. “Algunos châteaux franceses tienen rentabilidades históricas medias superiores al oro, la plata o cualquier otro producto de inversión”, ejemplos que no abundan en España, donde algunas prestigiosas bodegas históricas colocan muy bien sus vinos en las casas de subastas como Sotheby’s, pero no tienen presencia en el ‘live-ex’.

    Otra conclusión del seminario ha sido, el que para aportar valor a las bodegas es clave la complementariedad de productos y redes comerciales o de distribución y, llegado el caso, afrontar fusiones, compras u otras alianzas estratégicas para aprovechar sinergias con otros operadores y ser más competitivos en un mercado globalizado.

    Sin comentarios

    Siguiente página »